Centro De Interpretación

El Centro de Interpretación del Parque Arqueológico te da la posibilidad de visitar el Parque de muy distintas formas. En él se encuentra la información necesaria para que puedas decidir qué experiencia prefieres y con quién quieres llevarla a cabo. Algunas… ¡ni te las imaginas!.

Los informadores culturales te informarán o acompañarán en tu elección:

  • Visitas guiadas y libres (Recópolis, Castillo y Medina)
  • Rutas guiadas y autogestionadas (Ruta medioambiental, acueducto y molinos, patrimonio de la zona, etc)
  • Visitas teatralizadas y eventos (visitas especiales de verano y fin de semana)
  • Talleres y cursos (Talleres infantiles y adultos de arqueología, cerámica, orfebrería y cursos monográficos)
  • Experiencias nocturnas (visitas, talleres de fotografía, astronomía, conciertos, etc)

El edificio dispone para sus visitantes de:

  • Una zona de exposición: En un breve pero ilustrativo recorrido con paneles explicativos, reproducciones y juegos, los visitantes pueden interpretar los distintos restos arqueológicos que verán después en los yacimientos y comprender los modos de vida y usos de las distintas culturas que los habitaron.
  • La sala de proyecciones: Con diversos usos, esta sala es sobre todo el primer encuentro del visitante con la historia de Recópolis y Zorita mediante la proyección de un video que les transportará a su época de mayor esplendor.
  • Un área de descanso: Un patio central con bancos y plantas y una cafetería con autoservicio acoge a los visitantes en su paso por las distintas actividades y recorridos del Centro.
  • La tienda-boutique: Una tienda de pequeños objetos de recuerdo, libros y reproducciones, inspirados en los hallazgos y el paisaje de la zona.
  • El merendero: un espacio donde poder comer en la naturaleza y descansar y comentar una intensa jornada

Un paraje de belleza singular...

...perfectamente preservado a orillas del Tajo.

Visitar el Parque Arqueológico de Recópolis  supone un paseo único por nuestra historia mas desconocida. Desde la visita a la imponente ciudad de Recópolis, excepcional fundación de época visigoda, al evocador recorrido por  la cercana Medina  de Zorita y su castillo musulmán y cristiano, cuyo  aspecto actual lo pone la todopoderosa Orden de Calatrava.